Home » » El gran priista que MAYL lleva dentro

El gran priista que MAYL lleva dentro

Crónicas urgentes

El gran priista que MAYL lleva dentro


Claudia Constantino
           
La hija de Julio Scherer, María Scherer, publicó una serie de entrevistas a los notables del país, para develar al “priista que todos llevamos dentro” y, al hacerlo, hubo que buscar respuesta a preguntas como:
¿Qué quiso decir Carlos Castillo Peraza con esa frase? ¿Cómo la interpretó Felipe Calderón? ¿Cuáles son sus implicaciones? ¿Tenemos una huella genética que nos impuso la cultura priista? ¿Cómo fuimos capaces de crear al PRI? ¿Quienes llevan con orgullo a su priista interior? ¿Actuamos como priístas? ¿O los priístas hablan, actúan y piensan como el resto de los mexicanos?
            Las respuestas son por demás interesantes, y nos ayudan a comprender el entramado político en el que nos movemos como nación, y a la clase política gobernante. Quienes respondieron son políticos, empresarios, artistas, escritores, que permitieron dejar ver a su priista desnudo, tal como es. Aunque, claro, no faltó quien, cual Judas, lo negó varias veces.  Ya saben, lo tratan de esconder, pero ni modo: se les nota. Lo que nos recuerda al actual gobernador de Veracruz, de formación priista, de origen priista, por buen tiempo de filiación priista, con amigos priístas, sobre todo en el primer nivel, o no estaría dónde está, al decir de los que saben. Pero lo más importante, de prácticas priistas.
            ¿No lo cree usted? Durante cada día de su campaña, Miguel Ángel Yunes aseguró un montón de cosas que no ha podido y no podrá cumplir. Para ejemplo, las más a mano:
1.      Encarcelar a Javier Duarte; sigue prófugo.
2.      No seguir endeudando a Veracruz; ya anunció el PRImer préstamo de su gobierno.
3.      Devolver la seguridad a todo el territorio veracruzano; no es posible aún.
4.      No tener prácticas priístas tales como el nepotismo; su hijo encabeza la lista de sus sucesores.
5.      Sanear la relación con la prensa. Vean la propuesta de CEAPP, de cuño duartista.

Explican que es precisamente el gran priista que lleva dentro quien lo lleva a la búsqueda de la “unanimidad”, que por eso le aterra la disidencia; es intolerante frente a la oposición y, por ello, advierte que no permitirá manifestaciones de lo uno o lo otro. Sin embargo, es muy debatible que quien dijo que venia a combatir a los priístas, en realidad sea uno de ellos. Porque una cosa es cambiar de siglas, de color, de partido, y otra muy diferente hacer política de manera  distinta.
Dice Juan Villoro que “teníamos la sensación de que con la alternancia democrática iba a cambiar todo y de alguna manera era la promesa del llamado gobierno del cambio, pero no es fácil romper con usos culturales tan asentados”.  En Veracruz, somos muchos quienes tememos lo mismo. Volviendo al escritor, advierte que “hay muchos modos de ser priista, el priismo ha tenido proyectos rotativos y contradictorios a lo largo de su vida: ha sido populista, ha sido estatista, ha propuesto la libre empresa, ha sido capitalista. Ha sido una gran fuente de trabajo y de reparto de expectativas de los mexicanos. Es una organización como una kermés, en donde tú, dependiendo de la cercanía que puedes tener con ciertos miembros del gobierno, tienes los mejores boletos para participar en una rifa”.
Todo nos suena. Sí, hay muchas cosas en común con el nuevo gobierno de Veracruz.  Tampoco la relación de los medios con el poder se salva; hoy, ha sido aprobada la propuesta de Miguel Ángel Yunes Linares para conformar (por lo tanto no desaparece) la Comisión Estatal de Atención a Periodistas (invento maquiavélico duartista) y todos quedamos a la expectativa de ver, ahora, para qué servirá. Las suspicacias corren como río, pero es que “la burra no era arisca, los palos la volvieron”.
Parece no quedar más que seguir observando el desempeño de la administración estatal y consignado sus hechos, más que sus dichos; trátese de quién se trate, es ocupación permanente del periodismo y, debería ser preocupación constante de la ciudadanía, pues estarían en posibilidad de elegir mejor. En seis meses más, volveremos a encontrarnos con la clase política veracruzana, allá, en las urnas, así que más vale estar enterados, para ver “a cómo nos toca”.

Cualquier comentario para esta columna que lee y toma notas, a: aerodita_constantino@hotmail.es
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. El Blog de Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com