Home » » LOS CAMBIOS EN VERACRUZ

LOS CAMBIOS EN VERACRUZ


Samuel Aguirre Ochoa

Poco antes de concluir la pasada administración estatal  en Veracruz me aventuré a plantear que no se verían grandes cambios en la economía de las clases trabajadoras del estado en los problemas de la inseguridad ni en la construcción de obras de beneficio social, debido a que  estos problemas que padece la entidad, México entero y la mayor parte de los países del planeta, tienen causas estructurales profundas: el modelo económico neoliberal. Este modelo que día con día incrementa la desigualdad entre las clases trabajadoras y los dueños del capital. Por ejemplo, la OXFAN publicó el pasado 16 de enero que ocho multimillonarios poseen más riqueza que la mitad de la población mundial (algo así como 3 mil 600 millones de personas).
También dije que la corrupción es un mal inmanente a dicho modelo económico, pues esta no se reduce a los cien o doscientos pesos que piden en las oficinas de gobierno por entregar un documento en tiempo y forma, sino que  la verdadera corrupción  se manifiesta en que los grandes corporativos nacionales y extranjeros que no pagan impuestos, quedando el problema de la recaudación fiscal en los hombros de los trabajadores y de las pequeñas y medianas empresas. Pues de acuerdo con datos de la OCDE, los gobiernos de los 35 países que la integran perciben vía impuestos un promedio de 33.7 por ciento de su Producto Interno Bruto, siendo México el país con menor recaudación de todos ellos con apenas 19.7 por ciento.
Así pues, la causa de la pobreza, la inseguridad y la falta de obra está más allá de uno u otro gobernador con sus acciones personales, perversidades o grado de corrupción. Habrá diferencias de matices, pero en esencia el problema reside en el modelo económico. Creer que un presidente de la república o un gobernador va a venir a resolver los problemas como si trajera una barita mágica significa ver el asunto con mucha superficialidad, y quedarse en la apariencia del fenómeno. Los gobernantes son un engendro del sistema del modelo neoliberal, pero la publicidad en los diferentes medios de comunicación oculta la verdad: un gobernante o un presidente por poderosos que parezcan no son el verdadero poder, como lo señala el escritor norteamericano Rodric Ai Camp en su obra Las elites del poder en México. En Veracruz y en el país entero, los monopolios y trasnacionales son el poder tras el trono, son los que verdaderamente mandan, y los gobernantes en turno son solo encargados en un momento dado del poder político. Los poderosos los mantendrán ahí como sus empleados mientras les convengan y cuando ya no sirvan  a sus intereses los quitarán, para poner a otro con menos desgaste.
Así se explica que en Veracruz los problemas que la gente esperaba se acabasen con un nuevo gobierno, sigan vigentes: la actual administración arrastra un déficit presupuestal de 25 mil millones de pesos al año, por lo que no ha podido cubrir los pagos a los ayuntamientos, ha tenido que despedir a miles de trabajadores, no ha pagado las deudas a las empresas, y no  se observa hasta el momento un plan de obras estatales que mejoren las condiciones de vida de los veracruzanos. La inseguridad está presente en la mayor parte del estado y los problemas que acarrea la pobreza siguen golpeando a las clases más desprotegidas. La actual administración ha estado gestionando ante la federación un rescate financiero que no se le ha otorgado; en pocos días intentaran  de nuevo reestructurar la deuda del estado con el propósito de obtener algunos ahorros que puedan invertirse en acciones y obras y se ha anunciado con bombo y platillo que se han rescatado ciertos recursos de los que se llevaron los ex funcionarios.
Pero por mucho que se diga, no se ve un panorama claro sobre las medidas que deban instrumentarse para sacar a los veracruzanos de la pobreza, de la marginación y el atraso en que se encuentran sumidos millones de personas. Los antorchistas no creemos que dicha problemática valla a resolverse en la forma en que la plantean los actuales políticos que gobiernan el país. Hemos sostenido y seguiremos sosteniendo, que la única salida reside en que el pueblo se organice y forme una fuerza social lo suficientemente fuerte, capaz de llevar a los puestos de gobierno a políticos salidos del pueblo, con conciencia de que es necesario cambiar el actual modelo económico por uno en el cual la riqueza social se distribuya de una forma más equitativa. Hoy la riqueza la generan los obreros y los campesinos con sus manos en las fábricas y en el campo, pero dicha riqueza se la apropian solo unas cuantas personas, aquellas que se adueñaron de los medios de producción, y que cada día la incrementan debido a que pagan a los trabajadores salarios miserables, mientras ellos obtienen enormes ganancias.
De todas maneras  es necesario decir que Antorcha espera que la actual administración encuentre los mecanismos adecuados  para atenuar los graves problemas que aquejan a los veracruzanos y estamos en la disposición de hacer lo que esté a nuestro alcance para coadyuvar en  esta tarea. Siempre y cuando los mecanismos puestos en práctica garanticen mejores condiciones de vida para los sectores más desprotegidos.
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. El Blog de Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com