Home » » LA RAZON POR LA LUCHA DE LA IDENTIDAD Y ARRANCAR EL CENTALISMO DE PODER EN EDOMEX

LA RAZON POR LA LUCHA DE LA IDENTIDAD Y ARRANCAR EL CENTALISMO DE PODER EN EDOMEX

LA RAZON POR LA LUCHA DE LA IDENTIDAD Y ARRANCAR EL CENTALISMO DE PODER EN EDOMEX 2017.- JOSE MARIA MORA ILUSTRE MEXIQUENSE, CON AMOR A SU TIERRA: primera Constitución de esta entidad en 1827. el primer Constituyente del Estado de México, la cual desarrolló entre marzo de 1824 y febrero de 1827, y en donde formó parte de un grupo de políticos y juristas preocupados por dotar a la nueva entidad de la legislación y de las instituciones que requería para consolidarse. José María Luis Mora. Tocaría a él promover los cambios acordes con el nuevo “espíritu de la época”, denunciar las inconsistencias de un régimen que se preveía anacrónico para los nuevos tiempos —aunque sin olvidar que dejó pasar las suyas—, enfrentar a los partidarios del otro extremo de la balanza y hasta vivir con sus inconsistencias, en fin, polemizar los más variados debates en aras de modificar el régimen prevaleciente. Suenfermedad de la tuberculosis fue la que le provocó la muerte (1850). lustros después y la causante de muchas de sus penurias económicas, contribuyendo a hacer su vida más difícil en un largo exilio, el que a pesar de sus intentos no pudo revertir, y durante el cual seguramente pudo recordar las batallas ideológicas perdidas.
En su periodo legislativo no sólo se perfilaron los principales elementos que distinguieron a la entidad, sino que se anticiparon los elementos que la historiografía mexicana contemporánea distinguió más tarde como el “liberalismo mexicano”, amalgamados muchos de ellos en el pensamiento político e ideológico de Mora. el Estado de México hay tres textos principales. No quiere esto decir que sean los únicos, pero sí pensamos que fueron fundamentales para reubicar a Mora como un actor principal de su tiempo y en donde varios de sus planteamientos se han prolongado hasta el presente. Sin entrar a discutir con detalle la obra El liberalismo mexicano de Jesús Reyes Heroles, publicada por vez primera en 1957, y casi una década después, Charles A. Hale con su famoso texto El liberalismo mexicano en la época de Mora 1821-1853 (con la primera edición en inglés en 1968), pensamos que son los dos trabajos que reposicionaron a Mora en la historiografía desde dos frentes que se han entreverado: la política y la academia.
 Jesús Reyes Heroles fue, indiscutiblemente, un intelectual y un político, ideólogo para muchos, quien proyectó la obra de los liberales del siglo XIX, y con ello la de Mora, a la época contemporánea y al mundo de la política mexicana. Creemos que el propio Reyes Heroles se asumió como un liberal clásico; incluso, como una especie de heredero y, sobre todo, como el eslabón que los unía con su presente. “Por tanto, no se trata de erigirnos en celosos guardianes de nuestro pasado ni, mucho menos, volver a él para estacionarnos en conflictos ya superados o en polémicas resueltas o insolubles. Sí, empero, el liberalismo en México es una especie de velocidad adquirida a que sería necio renunciar”. Con el rigor académico que impuso a su obra, logró que la clase política de su época y de los años posteriores incorporara su pensamiento a sus discursos y por consecuencia los planteamientos de Mora y de los liberales de su época (seguramente el propio Reyes Heroles renegaría de muchos que se declaran como sus seguidores). Profundamente influenciado por este pensamiento, y dotado de una cultura histórica y política sobresaliente, Reyes Heroles logró que se emprendieran reformas políticas de gran relevancia en el sistemaE político nacional.LA consecuencia de la pérdida del territorio y la creación del distrito federal ; La afectación fue por partida triple: la pérdida de los ingresos generados en la ciudad de México y por los gastos extraordinarios tanto del traslado de los poderes locales a Texcoco como por la habilitación de los distintos espacios que recibirían al gobierno del estado. Ni qué decir del tiempo perdido en ese agónico proceso y el desgate sufrido por la clase política durante el periodo.
Mora fue uno de los diputados que encabezó tanto la batalla contra la Federación por la pérdida de la ciudad de México como la salida de los poderes locales a Texcoco. Suponemos, aunque no conocemos una fuente documental que lo confirme, que en el momento en el que se eligió a esta ciudad como sede de los poderes locales en vez de Toluca, por una cerrada votación entre los legisladores de 8 contra 7 diputados, también tuvo un papel decisivo. Sabemos que al final y muy poco años después, Toluca quedó como capital definitiva de la entidad. Ración de justicia apareció desde mediados de 1824. Tocará a otros rebatir o no esa impresión. Por el momento, pensamos que hay tres circunstancias que desde nuestro punto de vista explican preliminarmente esa persistencia.
La primera tiene que ver con la preocupación genuina de los actores de la época para mejorar el tema de la administración de justicia, lastrada por los años previos en los cuales también se discutió con intensidad, aunque no tenían una misma opinión sobre los caminos para lograrlo porque había muchos problemas que resolver antes para alcanzar esa transformación. Pero el punto de mayor desencuentro estaba entre los legisladores que pretendían la supervivencia de la Audiencia de México y los que sostenían su desaparición y, como consecuencia de esto, la forma en la que debía estructurarse el Poder Judicial en el estado.
En otros términos, se trataba nada menos que de la permanencia y prolongación de una de las instituciones más emblemáticas del Antiguo Régimen o de su extinción definitiva. Tampoco se puede soslayar que por lo menos algunos de los legisladores más influyentes tenían una sólida formación religiosa o jurídica, y si no eran abiertos simpatizantes de las corrientes que pugnaban por el proceso de codificación del derecho y de la dulcificación del derecho criminal, sí estaban al tanto de esos debates y, en consecuencia, conscientes de que era una discusión que tenían que dar. Más abajo, cuando se aborda el tema de los abogados en el Estado de México y por voz del propio Mora, se hace referencia a la increíble circunstancia por la que la Audiencia quedó dentro de la jurisdicción de la entidad.
La segunda circunstancia es que detrás de esta postura había dos grupos que tenían a sus representantes en el Constituyente y la imposición de su visión de las cosas significaba no sólo el “triunfo” de unos sobre otros, sino definir el destino del estado y del propio país.
Para el tema de la administración de justicia, en particular, ambos grupos si no estaban encabezados en los hechos por dos de los más influyentes y talentosos legisladores sí son los que más destacan: Benito José Guerra, que luchó por la conservación del statu quo, y por José María Luis Mora, que planteó, acorde con los nuevos tiempos, la transformación de las instituciones de la administración de justicia.
La tercera está relacionada con dos extensos proyectos de ley, uno en el ámbito penal y el otro en el civil, que fueron presentados para su discusión, y cuya presentación y desahogo demandó muchas sesiones en donde ambos grupos volcaron sus posiciones.
El liderazgo por amor a la libertad; Fue el doctor Mora, nacido en Chamacuero, Guanajuato y no en el Estado de México, quien cargara sobre sus hombros, junto con sus colegas, la responsabilidad de dotar a la entidad más extensa del país, heredera por inercia de un capital político, económico y administrativo de primera línea, de su primer texto constitucional, con el cual, efectivamente, iniciaba el estado su régimen constitucional que, para la época, comenzaba a ganar adeptos en detrimento de las viejas formas de gobierno monárquicas. La política es una ciencia. Con ella puedes demostrar que tú tienes razón y que otros están equivocados. Jean Paul Sartre
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. El Blog de Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com