Home » » Alberto Silva, mal y de malas

Alberto Silva, mal y de malas

Crónicas urgentes
Alberto Silva, mal y de malas

Claudia Constantino

            Dicta el canon que la política es de circunstancia, bastante más que de ciencia. Sin embargo, el duro revés de ayer al grupo político en el poder demostró que ciencia y circunstancia suman o, como en este caso, restan. Todo fue apostado a la no alianza PAN-PRD. Confiaban en los chaqueteros, en los mercenarios, y también en los millones que alguna vez bastaron para conseguir sus fines. Todo falló.
            La alianza va. Sin ideología, ni coincidencias. En una especie de apocalipsis político en la que lo nunca antes visto tiene lugar; no sólo los perredistas lograron ponerse mayoritariamente de acuerdo, sino que también lo hicieron los panistas y al final todo sumó, y la alianza es un hecho.
            El presidente del Comité Directivo Estatal del PRI y aspirante a gobernador por dos años, Alberto Silva Ramos, decidió mal, se equivocó y además las circunstancias no lo ayudaron. Si él fue el estratega que ideó esta jugada política o no, muchos no lo sabremos, pero al menos a él se le ha pasado esta factura y ya veremos cómo habrá de pagarla.
            Ante la algarabía PAN-PRDista, sepulcral silencio priista; una pequeña voz por aquí, otra réplica sorda por allá; los partidos aliados en un coro sotto voce, que no opaca en absoluto la estridencia con la que panistas y perredistas festejan su alianza, como si se tratara de la gubernatura.
            Los priistas ya no deben perder más tiempo en ceremonias y rituales; no pueden “hacer más tiempo” antes de levantarle la mano al ungido. Las cartas compromiso, los acuerdos de unidad y toda la mística con la que el gobernador Javier Duarte quiere probar que aún ostenta un poder que hace rato perdió de facto, hoy, dada la circunstancia, ya no tiene cabida.
            En otros momentos, los actores políticos de la entidad han demostrado que los acuerdos son temporales, pasajeros, válidos hasta nuevo aviso; no es muy factible que la alianza PAN-PRD y cualquier otra por venir sean excepción a este dogma vigente. Pero esta partida política, la de hoy, la de la alianza PAN-PRD, no la ganó Alberto Silva para el PRI, y eso muchos lo van a recordar.
Cualquier comentario para esta columna que sale bien y de buenas a:

Twitter: @AERODITA
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com