Home » » Vicente Espino Jara Cronista Municipal de Xalapa

Vicente Espino Jara Cronista Municipal de Xalapa

Crónicas urgentes
Al Cronista Municipal de Xalapa
Claudia Constantino


Vicente Espino Jara
Cronista Municipal de Xalapa

Me dirijo a usted con respeto y con la inquietud, compartida con muchas personas, de preguntarle: ¿Por qué aceptar un nombramiento que por derecho de antigüedad y, debido a su gran desempeño, le corresponde a otra persona?
Usted, como tantos otros xalapeños, ha elogiado el trabajo de José Zaiden a lo largo de dos periodos de tres años, en que tres alcaldes diferentes lo han ratificado en reconocimiento, no sólo a su tarea cotidiana, su compromiso y su enorme bagaje de conocimientos sobre la ciudad de Xalapa y sus alrededores, sino también como caso ejemplar de que la edad no debe ser factor para desdeñar a una mente lúcida y brillante, es decir, como modelo de justicia para las personas de la tercera edad.
Me entero de que es catedrático, de modo que son importantes para usted la ética y el buen ejemplo a las nuevas generaciones. Debe usted apreciar los actos de justicia, como no desechar a una persona que realiza tan bien su trabajo sólo por su edad avanzada.
Don José Zaiden es un hombre lúcido, extraordinario conversador, a razón de la enorme información de que dispone para enseñar, en cada ocasión que se le presenta, aspectos importantes de la historia de Xalapa, en primer término, y de México a continuación.
Le comparto que fui nombrada cronista municipal de Fortin de las Flores, Veracruz; al igual que usted, gozaba de la simpatía del alcalde en turno. Ignoraba en aquel momento quién solía ser el cronista.. Con el tiempo me enteré, por los lugareños, de que se había tratado de una descendiente de don Cándido Aguilar, promotor de la fundación de aquella ciudad. Como usted, tenía muchos proyectos; buen número de mis propuestas fueron aceptadas: digitalizar los archivos municipales y conformar una muestra fotográfica itinerante con las bellísimas fotografías donadas por los fortineneses, entre otras.
Mi entusiasmo era grande y mi necesidad del trabajo también; pero, ¿sabe?, después de un tiempo comprendí que la señora de edad avanzada que ocupaba el cargo antes de mí realizaba su labor con el mismo entusiasmo y mayor entrega, y que además de todo era su vida. Yo, tenía una más larga que ella por delante. Poco tiempo después presenté mi renuncia y dejé a Fortín en manos de una conocedora de su historia, no porque yo no lo haya sido, sino a manera de reconocimiento público, el mejor que se me ocurra, al trabajo, la trayectoria y el amor de una persona en la vejez,  por su encargo. Sé que ha sido nombrada cronista municipal vitalicia y lo celebro.
Como exmiembro de la Asociación Nacional de Cronistas de Ciudades, tengo entendido  que, por ley, hay tres motivos de destitución de un cronista municipal:
1. Por enfermedad
2. Por renuncia
3. Por mal desempeño de su función
El maestro Zaiden no ha incurrido en ninguno de los tres. Explican que sólo no se le ratificó para el siguiente periodo, sino que en vez de eso lo nombraron a usted. Mis preguntas en ese caso son: ¿Por qué? ¿Por su edad?
Espero muy atenta sus respuestas. Si no llegan, suerte con eso de ocupar el lugar de alguien tan grande, desechado a la mala.

Cualquier comentario para esta columna que alguna vez hizo  crónica municipal  a:
Aerodita_constantino@hotmail.es

Twitter: @AERODITA
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com