La muda SEFIPLAN

Crónicas urgentes

La muda SEFIPLAN




Claudia Constantino
           
            En las recientes entregas de esta columna se ha planteado la urgencia de análisis serios sobre la situación financiera que guarda el estado y, tras ello, de propuestas de solución a todo lo urgente. Pocos son los actores de la sociedad que se han dado a la tarea de actuar con responsabilidad y presentar algún planteamiento. Uno de esos pocos es Hilario Barcelata Chávez, quien encabeza el Observatorio de Finanzas Públicas de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana.
            En materia de finanzas es una autoridad, y ha sido constante en advertir los malos manejos y la opacidad de la información financiera en Veracruz. Al punto de  que se ha convertido en una voz incómoda para la administración duartista. El más reciente ejemplo:
            La respuesta por demás acalorada y ha lugar del Secretario de Finanzas del Estado, Antonio Gómez Pelegrín, ante las exigencias del académico de información precisa y veraz sobre:
a)    El monto de la deuda pública del estado y sus diversos pasivos.
b)    La situación financiera del Instituto de Pensiones del Estado, los rendimientos de la reserva técnica y los angustiosos atrasos en los pagos de pensiones de miles de veracruzanos.
c)    Las razones por las cuales existe enorme deuda con la Universidad Veracruzana y que siguen acumulándose atrasos en las transferencias
d)    El destino que tuvieron los 4,798 millones de pesos obtenidos con un crédito contratado el 22 de diciembre de 2015, y cuyo propósito declarado es inversión pública (según consta en los registros de la SHCP) pero que se sabe fueron utilizados para pagar otros créditos.
Es redundar al consignar que el Secretario de SEFIPLAN, en lugar de ofrecer respuestas, lo que ha hecho es pedirle al investigador que revele sus fuentes y desestimar la información con que presenta una legítima y muy bien estructurada petición de cuentas claras a Gómez Pelegrín.
            Es la hora de los ciudadanos valientes, como Hilario Barcelata Chávez y el resto del equipo del Observatorio de Finanzas. Conocí al economista el año pasado, cuando intentaba explicarles, a todos los alcaldes a quienes SEFIPLAN pretendía reducirles sus presupuestos muchos millones de pesos, cuál había sido la fórmula utilizada por finanzas para llevar a cabo ese otro latrocinio.
            Aquella intentona de desfalco del gobierno duartista terminó en que SEFIPLAN se disculpara por una “errónea aplicación de la fórmula”, y dichos presupuestos fueran recalculados en favor de varios municipios perredistas, aunque dicha experiencia la vivieron municipios de todas las siglas.
            Cabe destacar, pues, que la labor en defensa de los dineros de los veracruzanos, realizada por Hilario Barcelata y el Observatorio de Finanzas, es consistente, valiente; es imposible desacreditar el serio desempeño de esta institución sólo por poner en evidencia, con cifras y sólidos argumentos, lo que todos sabemos: las finanzas de Veracruz son un desastre, porque el administrador Javier Duarte de Ochoa hasta ahí las condujo.

Cualquier comentario para esta columna que reconoce valientes a:

Twitter: @AERODITA
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com