Home » » NIÑA NECESITA RESONANCIA MAGNÉTICA TIENE RETRASO PSICOMOTOR

NIÑA NECESITA RESONANCIA MAGNÉTICA TIENE RETRASO PSICOMOTOR

ARIZA MAIRET CRUZ, NECESITA UNA RESONANCIA MAGNÉTICA TIENE RETRASO PSICOMOTOR Y DEBE SEGUIR SU TRATAMIENTO SU MAMÁ, MANTIENE A SUS HIJOS CON VENTA DE ANTOJITOS.


 Por Antonio Hernández


Acultzingo Ver.- Con apenas tres años de edad, la pequeña niña Ariza Mairet Cruz, necesita urgentemente una resonancia magnética, para saber el origen de su enfermedad, pues padece de un retraso psicomotor que le impide caminar, coordinar sus movimientos y hablar; es decir, no se puede valer por ella misma.
Con ese estudio, el infante originario de la Comunidad de Próspero Pineda, podría seguir su tratamiento en el Hospital Regional de Río Blanco; sin embargo, solo cuenta con el apoyo de su mamá, la cual es madre soltera y mantiene a sus dos hijas mediante la venta de antojitos.
Aunque el costo de las de las resonancias varía de acuerdo al Estado, se presume que el precio oscila entre los 5 y 10 mil pesos, según el lugar del cuerpo en el cual se le practique el estudio. A pesar de tener el Seguro Popular, este tipo de análisis, no entran dentro del paquete de beneficios.
En muchas ocasiones, los abuelitos de Ariza, se tienen que hacer cargo de ella durante gran parte de día y su mamá, pueda salir de su humilde hogar a conseguir el sustento familiar. Otro de los casos que se conoció, fue el del niño José Tadeo López de un año y medio de nacido.
José Tadeo, nació con el pie izquierdo en forma de equino, considerado como una deformidad congénita en la cual ésta extremidad, se encuentra torcida. Su mamá Esperanza de Jesús, necesita un aparato ortopédico con un valor de 850 pesos, ya que después le será practicada una operación.
En caso de que un buen samaritano o una persona altruista, quiera apoyar a estos dos pequeños, podrán comunicarse a los números telefónicos 2721357823 y 2721544164, con los señores Régulo Martínez Vásquez y Esperanza de Jesús, respectivamente, sabiendo que cualquier tipo de ayuda, cambiará la vida de estos niños.
Así como el caso de Ariza Mairet y José Tadeo, existen otros 17 más en Próspero Pineda, en donde se ha detectado a personas con retraso psicomotor, síndrome de Down y sordomudos. La mayoría de ellos, son atendidos en el Regional de Río Blanco, pero últimamente, por la escasez de medicamentos, los doctores, les han disminuido la dosis a los pacientes.
“Los tratamientos que reciben las personas con capacidades diferentes, son muy costosos, pues a varios de ellos se les receta el fenobarbital, cuya medicina evita las convulsiones. Antes los médicos, les daban dos pastillas a estas personas, pero ahora solo les dan una y debemos de comprar una caja cada semana, cuyo precio es de 370 pesos”, declaró la Vocal de Próspero Pineda.
Eder Alfonso Rocha Porras, Titular del Centro de Educación Especial de Acultzingo, dijo que uno de los sucesos más tristes, es la historia de un joven de 20 años quien a causa de sus malformaciones que le impiden caminar, se encuentra encerrado en su casa y pasa el tiempo en una silla, una cama o en el patio de su hogar, sin tener contacto con el mundo exterior.

“Los papás, le dan amor, cariño y afecto, pero el joven, cuando les preguntó por qué no podría ir a trabajar y ganarse su dinero como los demás, no supieron que responderle a su hijo. También, debemos de capacitar a los maestros desde preescolar hasta universidad, pues muchos de ellos no saben cómo tratar a niños y jóvenes con capacidades diferentes”
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com