Home » » El Baldón: Hablando de frente con Veracruz

El Baldón: Hablando de frente con Veracruz


Por: José Miguel Cobián

      La primera impresión que da Miguel Ángel Yunes es que no es un político como todos.  Se siente que dice la verdad.  No se anda con triunfalismos ni anunciando cosas que sabe que no va a cumplir. Al contrario, habla con una sinceridad que raya en la crudeza, pues estamos acostumbrados al engaño y a la sutileza en boca de nuestros políticos y funcionarios.

      Llega un poco tarde y se disculpa, explicando que le habían entregado el discurso equivocado, y que no podía llegar sin la información completa y correcta para los veracruzanos…. ¡Un gobernador reconoce un error en su equipo!   ¡No finge ser perfecto ni él ni su equipo!  ¡Se presenta como uno más!  Y lo mejor, explica que él no manda, al contrario, que el pueblo de Veracruz es el que manda y él es su mandatario, es decir, quien ejecuta el mandato.

     Luego vienen las cifras terribles de cómo recibe, y las medidas para comenzar a corregir, sobre todo en los puntos más sensibles para los jarochos, como es el caso de salud y la falta de medicinas, que se solucionará en su mayoría a fines de mes.  O el asunto de las escuelas, para lo cual nos cuenta los convenios con el Secretario Nuño, y los beneficios para Veracruz.

     Nos cuenta también los problemas de seguridad y en dónde han sido atendidos con carácter de urgencia.   Promete reuniones dominicales semanales con marina, ejército y el resto de las fuerzas de seguridad que operan en Veracruz para resolver a la brevedad este grave problema.

     Pero también nos cuenta que se puede resolver esta crisis financiera que supera todo lo imaginable.   Sabemos que hay un hueco financiero grave, que nos ha llevado a una crisis inédita.  El gasto total del gobierno creció en 30,000 millones de pesos desde 2010.  La magisterial creció 45% cuando incrementó sólo un 3% el número de estudiantes.  La nómina del estado creció también de manera muy significativa,  creció de cuatro mil a siete mil ochocientos millones de pesos.   Estas cifras se proporcionan para demostrar el dicho de que hubo desorden en la administración del estado en los dos últimos sexenios.

     Declara al estado en emergencia financiera. Pero también explica que solicita a la federación el mismo apoyo que se otorgó al estado hace exactamente un año: Tres mil setecientos millones de pesos.   Y aprovecha para resaltar elevadas tasas de interés en algunos contratos de créditos, lo cual de entrada suena muy sospechoso.   Pedirá a los bancos una reestructuración de la deuda, reducción de tasas y un período de gracia en el cual sólo se paguen intereses, sin pagar capital, para darle un respiro a las finanzas del estado.

     Señala la complicidad del Orfis, de la contraloría e incluso del congreso, al no revisar la correcta aplicación de los recursos públicos.
     La reunión fue un baño de cifras.  Salud, secuestros (primer lugar Veracruz), pobreza (tercer lugar Veracruz), economía, etc.    Los asistentes escuchábamos pero ya no podíamos asimilar tantos datos, uno tras otro…  Miguel Ángel había logrado su objetivo.  Demostró que sabía dónde estaba parado su gobierno, desde donde parte Veracruz y sobre todo, lo angustioso de la situación actual.

     Sin embargo, las construcciones de casas que vendrán el año que viene gracias a los créditos acordados con INFONAVIT, la terminación de las carreteras, y otras obras de infraestructura van a tener un efecto multiplicador en la economía del estado.  Sólo faltaría ver que se viera reflejado en todo el estado y no sólo en algunas zonas o ciudades.  

     Anunció la firma del convenio de la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos, lo cual también tendrá un efecto positivo a largo plazo en los empleos y la economía de la zona sur del estado.   Comentó que pedirá lo mismo para Poza Rica, pues aunque el efecto del puerto de Tuxpan tendrá que reflejarse en esa zona, quizá no sea suficiente empuje.    Festejó el nuevo puerto de Veracruz, que ahora contará con uno más para atender a todo el país, tanto en importaciones como en exportaciones.  Y tendrá obviamente un efecto muy importante en la zona centro del estado.

     Quienes venimos de la zona de las altas montañas, sentimos que nos quedó a deber un poco, pues para el interior no hubo noticias espectaculares a nivel local, tan solo el efecto que tendrán las nuevas inversiones a nivel estatal, y que los empresarios locales deberán de buscar como aprovechar estas ventajas que nos da estar en el mismo estado y la cercanía a los polos de inversión. 

     Rubro especial la atención al campo veracruzano. Particularmente mencionó caña de azúcar y cítricos.  Los cafetaleros nos quedamos a la espera de una voz de esperanza ante la corrupción que hemos visto en los apoyos federales.   Espero que nos llegue el turno pronto.

    En general, se puede resumir en que estamos mal, pero podemos salir adelante. La federación está cumpliendo con Veracruz (Salvo Hacienda).   Se habla con la verdad.  Hay luz al final del túnel, pero el proceso para salir será doloroso y se requiere la unidad y solidaridad de todos los veracruzanos.   Incluso de los sindicatos que han recibido regalos dispendiosos de gobiernos anteriores por la vía de la ocurrencia, y que tendrán que volver a lo razonable, pues si bien se atenderá a todos los trabajadores, primero están los ocho millones de veracruzanos.

     Los comentarios al final de la reunión fueron positivos en general, con un asombro generalizado por la actitud de los secretarios de estado.  Lo mismo el de gobierno, que el de Seguridad, la de finanzas y el de desarrollo económico, etc.   Todos conviviendo de manera abierta y sencilla en los pasillos del World Trade Center en Veracruz, platicando con quisiera acercarse, sin la menor actitud acostumbrada de soberbia que veíamos en algunos funcionarios de sexenios anteriores.

     Las comparaciones salieron de inmediato.   ¨Oye secretario:  Cuando fui a ver a tu homólogo hace tantos meses o años, resulta que me tuvo cinco horas haciendo antesala y al final no me atendió, y ahora estoy platicando contigo sin ninguna restricción¨.    Parece que a los secretarios les llegó muy bien el mensaje de atención a los veracruzanos y sobre todo, de no subirse al ladrillo y marearse.

     En el caso de los subsecretarios de la secretaría de desarrollo económico y portuario que fue la organizadora del evento, vimos la misma actitud, y muchos saludos con afecto por parte de la concurrencia.  

     Tranquiliza saber que se habla con la verdad al pueblo de Veracruz.  Que hay mano firme en el timón del barco y que a pesar de estar pasando por una tempestad, veremos el sol una vez más, después de una sufrida travesía.   Con una sola condición, la unión y solidaridad de todos con todos, por el bien de todos.


www.josecobian.blogspot.mx        elbaldondecobian@gmail.com      @jmcmex 
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. El Blog de Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com