Home » » LAS LIBERTADES DE LAS PERSONAS Y LA INSEGURIDAD

LAS LIBERTADES DE LAS PERSONAS Y LA INSEGURIDAD


PÉNDULO POLÍTICO


El espíritu de la carta fundamental del 5 de febrero del 1917, como un derecho social de igualdad, de justicia y de libertad , a través de un siglo , su trasformación en abrogar, adicionada o reformada conforme al artículo 135 de nuestra constitución , la reforma del 2011 en materia de derechos humanos , tiene una trasformación del más del 80 % de su contenido original y la supremacía constitucional de acuerdo a la naturaleza de Pro-persona , en su artículo 1  de nuestra constitución y su observancia del estado mexicano , en su cumplimiento y responsabilidad orgánica ante las personas a la violación de sus derechos  emanados .
 La Corte Interamericana es la relación que se establece entre el Estado y las personas privadas de libertad. La Corte ha ido desarrollando la especial responsabilidad que tienen las autoridades respecto de las personas que están sujetas a su control. El paso más interesante ha sido la consagración de la idea que el Estado está en una posición de asegurador respecto de los derechos humanos de las personas privadas de libertad.
La responsabilidad de nuestro Máximo Tribunal es constancia del importante rango constitucional que el Estado mexicano otorga a las garantías de los gobernados y a su principal medio de defensa, valores que mantienen primacía en la sección dogmática de nuestra Carta Magna. La Suprema Corte de Justicia y los Tribunales Colegiados de Circuito determinan el alcance y sentido de estas prerrogativas, mientras que la doctrina facilita su estudio.
Artículo 3o. Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado –Federación, Estados, Distrito Federal y Municipios–, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias.
La integridad personal es condición básica de su libertad y dignidad… mientras que es necesario para adquirir casi cualquier bien o servicio. La violencia o el despojo criminal, sin duda, califican como amenazas graves y previsibles contra estas tres oportunidades fundamentales”
La crisis de inseguridad pública de cualquier estado, se refleja en todo tiempo, en el último  y más débil eslabón del quehacer gubernamental en la lucha y combate contra la delincuencia (sistema penitenciario), si es eficaz, de readaptación, distorsiona al delincuente, si realmente se reintegra a la sociedad, etc.
 Y a la vulnerabilidad de estratos sociales ante la ilicitud, por situaciones educativos, sociales, laborales, de integración por situaciones de pobreza, marginación y de desigualdad. Ser joven en México pareciera ser una desgracia, sufren de desempleo, violencia, insalubridad, depresión, frustración, resentimiento.
Cuándo se habla de ellos, solamente se señala que ni pueden estudiar ni trabajar, pero no se dice que viven en la agonía, en la desesperación, en el resentimiento, en la frustración, en el abandono, en la marginación y discriminación y todo esto, es para no vivir, sino para pasarla sufriendo, total, en este país, donde se salva es aparato de la macroeconomía y el poder financiero da las líneas al Estado Mexicano.
La delincuencia juvenil es un fenómeno social que pone en riesgo la seguridad pública de la sociedad, así mismo va contra las buenas costumbres ya establecidas por la sociedad. El fenómeno de la delincuencia es muy complejo, existe muchos factores  y están íntimamente relacionados una con otra y conllevan a la delincuencia de menores.
  El Estado moderno, mantiene eficazmente el monopolio de la violencia como primera condición para garantizar la paz interna o seguridad estatal, junto con ello la organización del Estado debe ser democrático para asegurar ante todo, los derechos civiles y políticos, para una sociedad más igualitaria.     Norberto de BOBBIO.
 La respuesta a la falta de aplicación de  los derechos fundaméntales a las personas  serán victimas  del Estado que es el encargado  de organizar a su pueblo y administrar los recursos para su función de eficiencia y eficacia de la convivencia comunitaria de un país.
Podemos establecer una argamasa de principios vinculantes en cuanto a la víctima desde su aspecto exógeno y endógeno que permite una apreciación de focalizar a la persona sujeto de derechos humanos y sobre todo en cuanto a su dignidad y la forma de establecer  la reparación del daño ante el delito como una conducta antisocial.
La política es la comprensión de lo realizable en persecución de los objetivos primarios: libertad, paz, dignidad de la persona. El poder ha de orientarse a la realización de estos fines primarios.
“El hecho de que el éxito de las acciones políticas implique el poder, no autoriza a sacar la conclusión de que el poder sea la motivación de la acción política, pues sería como decir quiere vivir para poder respirar”.
La idea de justicia social ha conducido a complementar el principio de igualdad con el de equidad. De esta manera la base contractual de la sociedad, que representa un constructo indispensable para el desarrollo de la soberanía popular y por ende de la democracia, he encontrado nuevos argumentos.
 Los Estados constitucionales contemporáneos, en cambio, han procedido de una manera más acorde con las motivaciones y con los objetivos iniciales del constitucionalismo.
Al advertir que la formación de elites en el poder y que la acumulación de riqueza son inevitables en estructuras jurídicas basadas en la libertad, se optó por reconocer ambos fenómenos y tratar de racionalizarlos.  Galeano" despertar conciencia solidaridad”: "No vale la pena vivir para ganar, vale la pena vivir.   https://youtu.be/ICsnSAyJABY vía @YouTube (maestro Galeano)
La racionalización de las elites del poder político se ha producido a través de las instituciones de responsabilidad política.  En todos los sistemas se produce el fenómeno identificado por Gaetano Mosca, Roberto Michels y Vilfredo Pareto, entre otros; pero muchos de los efectos más perniciosos del elitismo se han atenuado en los Estados constitucionales mediante instrumentos de responsabilidad política. YO SOY EL MOMENTO DE LA CIRCUNSTANCIA (ortega y Gasset)
.El mayor número de mexicanos en situación de pobreza se debe al débil crecimiento económico, la desigualdad y los magros resultados de los programas sociales, tres factores que el Gobierno de Enrique Peña Nieto debe atender si es que desea revertir esta tendencia, de acuerdo con especialistas.
 “Nos encontramos en una situación de combate a la pobreza en la que pareciera que los esfuerzos han llegado a un límite. Vemos que la tendencia en la pobreza está siendo llevada por las bajas tasas de crecimiento económico más que por el cambio demográfico “Roberto Vélez.
LA JUSTICIA COMO MEDIO DE CORRUPCION E IMPUNIDAD: Una justicia lejana con la sociedad que la percibe ante la percepción   de nuestra procuración de justicia tortuosa y desgastante para la victima    que solicita justicia ante los órganos administrativos impregnados de mala fama pública., dónde la víctima es un espectro invisible y una realidad muy lejana de nuestra formas procedimentales, ante un elemento  que considero esencial  su economía.  

Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. El Blog de Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com