Home » » Carta a don Manuel Bartlett

Carta a don Manuel Bartlett


El Baldón 
Por José Miguel Cobián

Don Manuel, leí con profunda pena una entrevista que usted con Forbes, en la cual  demuestra el desconocimiento de cómo funciona y se aplica la energía limpia, ya sea solar o eólica para efectos de su interconexión con la red de electricidad general.

En la misma Forbes encontrará usted los beneficios económicos por 29,000 millones de dólares para el país que representan estas energías limpias.  https://www.forbes.com.mx/energias-verdes-aportaran-29000-mdd-al-crecimiento-en-mexico/

Esto sin contar los beneficios al medio ambiente y los ahorros que puede tener la propia CFE si en lugar de subsidios se instalaran paneles solares en las casas que hoy reciben dicho subsidio por parte de la propia CFE, como claramente lo explica el IMCO en https://www.forbes.com.mx/imco-propone-cambiar-subsidio-electrico-por-paneles-solares/  Los cálculos hablan de ahorrar hasta 500,000 millones de pesos en seis años.

Después de hablar de esas cifras, y antes de explicarle como funciona la interconexión a nivel macro, espero que le haya quedado claro que cualquier cambio a las reglas actuales de uso de energías limpias, sería un error garrafal por parte de la actual administración.

Pasando a la explicación, tiene usted toda la razón en cuanto a que la demanda nocturna y vespertina de electricidad no se surte con energía solar, y en cuanto a la eólica, salvo en lugares como la ventosa en Oaxaca que corre viento las 24 horas del día, también es verdad que tiene sus fluctuaciones. 

Considero que el problema que tiene CFE es técnico y no se lo han explicado.  Deben tener cálculos actuariales de la demanda prácticamente por cada minuto de cada día del año, y producir un excedente, que al final termina en tierra si no es utilizado.

Al recibir energía solar y eólica, la CFE puede ahorrar energía en forma de agua en las presas, e incluso utilizar métodos como los que se utilizan en lugares avanzados, fundamentalmente elevando agua a diversas alturas con la energía sobrante en el día, que servirá para producir energía mediante turbinas en el momento en que se requiera liberando esa agua y mediante la gravedad mover las turbinas.

Un método común en Europa de almacenamiento de energía eléctrica es mediante el almacenamiento de aire comprimido a 60 o 70 bares de presión en cuevas herméticas o antiguas minas, durante los períodos de excedentes eléctricos (días soleados o ventosos), para ser utilizado para mover turbinas en los momentos en que se requiera.   Para calentar el aire en la cueva existen tres métodos  CAES, el diabático, el adiabático y el isotermo.

Para los momentos de urgencia, siempre será posible almacenar energía suficiente para dichas emergencias –también determinadas mediante cálculos actuariales- si la energía es almacenada mediante volantes de inercia.

Puede almacenar también energía química al separa el hidrógeno del oxígeno en el agua, y utilizarlo como combustible en el momento en que se requiera mayor consumo eléctrico, el cual también se almacena en cámaras subterráneas perfectamente selladas.   La separación de hidrógeno y oxígeno ser hará también en los momentos de menor demanda durante el día, o durante los momentos de mayor producción de energías limpias, utilizando los excedentes de electricidad para ello.  Los métodos más comunes son el proceso termoquímico, los electroquímicos y la fotolisis del agua.

Como podrá usted observar, sí, es necesario realizar inversiones, que a largo plazo otorgan grandes beneficios al país, sobre todo con el avance –que espero no quiera usted detener- de las energías limpias en el país.     

Se considera que en 50 años no habrá petróleo en el mundo.  El carbón alcanzará para un poco más de tiempo, así que las opciones útiles para el futuro de México sólo llevan a la producción de electricidad vía energía nuclear y el aprovechamiento de las energías limpias, incluyendo el almacenamiento de energía para los períodos de intermitencia o nula producción de dichas opciones. 

Pensar en continuar con carboeléctricas es condenar a las futuras generaciones a hacer lo que hoy no se haga, en menor plazo y a un costo mayor.    Además de que no promover la producción de electricidad mediante energías limpias, implica también incumplir compromisos internacionales de México  en materia de reducción de emisiones de CO2.    

Más que desalentar la producción mediante el aprovechamiento de la energía solar o eólica, le sugiero mejor regular los horarios de consumo mediante tarifas diferenciadas con el fin de organizar de manera más adecuada la demanda, tanto industrial como la que pronto llegará con los vehículos eléctricos… Tan fácil como establecer infinidad de centros de carga para que ésa se realice durante el día, en los momentos en que el vehículo esté parado y no durante la noche.

No prive a México de su avance hacia el futuro de energías limpias, tan solo por la incapacidad de sus técnicos para enfrentar los picos de demanda y la confusión que les genera la intermitencia de la generación mediante energías limpias.  Piense primero en la patria y luego en facilitar su función contaminando más y retrasando el avance del país.




Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. El Blog de Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com