Home » » Respuesta del Movimiento Antorchista a la columna Sendero de Poder.

Respuesta del Movimiento Antorchista a la columna Sendero de Poder.

CARTA ACLARATORIA 


         En la columna Sendero de Poder, de fecha 8 de febrero del presente, el periodista Filiberto Hernández aborda el tema de la administración municipal del municipio de Mecayapan, Ver, gobernado por el Presidente Municipal, Jesús Cruz Hernández, a quien el Movimiento Antorchista propuso para el cargo a través del Partido Revolucionario Institucional.

         Toda la columna se basa en los dichos del Síndico y la Regidora municipal, Manuel Revilla y Xóchitl Cruz, quienes afirman que el presidente municipal ha realizado desvíos de recursos y otras anormalidades y que, por ello, se han negado a firmar la cuenta pública 2016.

         En la columna de marras el autor afirma también que para cometer dichos desvíos el alcalde Jesús Cruz (de quien el articulista confunde el nombre y lo cambia por Juan Cruz) cuenta con la protección del Movimiento Antorchista y, en particular, que el líder estatal de nuestra organización, Samuel Aguirre Ochoa, le debe muchos favores al alcalde de Mecayapan.

         Al respecto me interesa puntualizar lo siguiente:

Uno. El articulista da por buenas, sin más trámites ni averiguaciones, las afirmaciones del síndico y la regidora de Mecayapan, pero para nada considera las que en su oportunidad ha hecho el alcalde Jesús Cruz, quien denunció en boletín oficial que el síndico y la regidora, a unos cuantos días de que venciera el plazo para firmar la cuenta pública 2016, acudieron a exigirle como condición para hacerlo el 70% de la obra pública que realice el H. Ayuntamiento; en una segunda entrevista aumentaron sus pretensiones y exigieron la renuncia de la tesorera y del director de obras públicas y que se les aceptaran que ellos pondrían a dichos funcionarios municipales. Es decir, la denuncia de desvíos de recursos públicos, de acuerdo con esta versión, no sería la acción de un nuevo Salomón y de la Santa Teresa de Calcuta, deseosos de limpieza administrativa y financiera, sino el acto de dos chantajistas profesionales que ambicionan más dinero y más poder.

Y digo más porque en Mecayapan es vox populi que, principalmente el síndico, y tras él la regidora, desde el primer año de gobierno no han hecho otra cosa que exigir recursos y buscar la manera de llevar dinero público a sus bolsillos.

         Llegado a este punto aclaro que el Movimiento Antorchista nunca utiliza la mentira, sino que es una organización muy seria que cuando afirma algo es porque tiene comprobada su veracidad.

         Algo más. Al momento de escribir estas líneas una obra de pavimentaciones de 12.5 millones de pesos, gestionada y conseguida por el Movimiento Antorchista ante la Federación, está siendo frenada, porque el síndico y la regidora se niegan a firmar la autorización del pago de la misma, en un claro acto de sabotaje al funcionamiento de la administración al servicio de los mecayapenses. De donde queda claro que se trata de presionar, boicotear, chantajear, para conseguir un arreglo que satisfaga sus ambiciones.

Dos. Sobre el presunto desvió de recursos que denuncian (ya vimos las verdaderas motivaciones) el síndico y la regidora, el Movimiento Antorchista afirma que existen instancias revisoras y auditoras de las finanzas públicas, como son el ORFIS y el propio Congreso del Estado. El gobierno de Mecayapan, como todos los municipios de la entidad, está siendo sujeto de la correspondiente auditoría financiera y de obra pública correspondiente a 2016. Son estas instancias las que, luego de un proceso administrativo apegado a derecho deberán determinar la situación del ejercicio 2016. No está demás aclarar al lector desprejuiciado que las cuentas públicas de los años 2014 y 2015 han sido aprobadas por el Congreso en tiempo y forma. En el caso de la 2016, dados los tiempos, apenas se encuentra en revisión.

Tres. El Movimiento Antorchista, lejos de dedicarse a saquear o pedir favores a los municipios marginados en los cuales lleva a Presidentes Municipales al poder, se dedica a llevar a ellos recursos públicos, y eso lo hace a través de la lucha organizada del pueblo. Mecayapan no es la excepción. Gracias a la gestión de los diputados antorchistas se logró jalar al municipio de Mecayapan en los primeros 3 años de gobierno antorchista la cantidad de 38.5 millones de pesos que están siendo invertidos en la cabecera municipal para resolver definitivamente el problema del agua potable que nunca resolvieron gobiernos anteriores y para pavimentar las calles que llevan a los niños a la escuela, cosa que tampoco hicieron gobiernos facciosos anteriores. Para que el lector se dé una idea de lo que eso significa debe saber que el presupuesto anual del ramo 33 de Mecayapan, del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) es del orden de los 24 millones de pesos, PARA TODO EL MUNICIPIO. Eso por hablar solo de lo logrado para la cabecera, sin contar obras de drenaje en Huazuntlán, Tonalapa, Chamilpa, y la planta tratadora de aguas residuales de Huazuntlán, por mencionar algunas.

Pretender torcer la realidad consistente en que Antorcha cuando lleva a alguien al poder es para inyectarle recursos federales y estatales a los municipios para avanzar en la lucha contra la marginación, y cambiarla por la versión de que el Movimiento como tal o su dirigente estatal medran con los exiguos recursos de los gobiernos municipales es la más grande mentira.

Aunque suene a presunción, pero es la verdad, nuestro Movimiento a lo largo de 43 años de vida ha construido la única organización política de México que tiene independencia económica, es decir que se autofinancia, pues no recibe subsidios de ningún gobierno ni de los partidos político. Perdón si suena a inmodestia, pero en Antorcha tenemos finanzas sanas y suficientes para la realización del trabajo de nuestros activistas y de nuestros dirigentes, sin necesidad de recurrir a dádivas de los gobiernos y mantenemos una actitud de absoluta pulcritud respecto de los dineros públicos, los cuales exigimos se apliquen en aquello para lo cual fueron destinados.

Esperando estas aclaraciones sirvan para que se forme su propio juicio el desprejuiciado lector, estaremos pendientes del curso del conflicto de Mecayapan, siempre empujando la obra pública, el beneficio de la gente, y el uso correcto del dinero público.

ATENTAMENTE
Juan Carlos Fco. Espinosa
Vocero e integrante del Comité estatal del Movimiento Antorchista en Veracruz
Comparte esta nota :
 
Copyright © 2011. El Blog de Las Altas Montañas
Periodismo Independiente de la Región de Las Altas Montañas Veracruz
Pagina Web Diseñada por: Lachito.com